Aún no todos están convencidos de la necesidad del BIM

necesidad del BIM

La transición hacia BIM es un paso obligatorio para las empresas del sector AEC, grandes y pequeñas. Una vez se toma la decisión inicial de abandonar CAD e introducir BIM, las empresas se quedan con software nuevo y procesos viejos.

La creación de nuevos procesos BIM y la re-estructuración de nuevas estrategias de negocios para el CAD existente son fundamentales para lograr una transición exitosa y poder participar en el mercado AECO (Arquitectura, Ingeniería, Construcción y Operación).

Pero también es imprescindible combatir la mentalidad anti-BIM.

En una implementación BIM correcta la manera en que todos los agentes interactúan con el proyecto debe cambiar.

Todos los equipos y empresas que han implementado BIM exitosamente, en gran parte han logrado dicho éxito debido a que han seguido procesos y estrategias claramente definidas y rigurosas.

Podríamos llamar a estos procesos ‘estándares‘, pero no serán estándares hasta que todos utilicemos los mismos.

He aquí donde surge la necesidad de integración del sector público y entes regulatorios para la definición de políticas estatales de implementación.

El éxito en BIM requiere mucho más que simplemente un buen manejo de una herramienta de software; y en ningún caso puede considerarse una nueva herramienta de dibujo.

Este nuevo proceso requiere que los miembros del equipo salgan de sus zonas de confort y, de manera activa, se comprometan a aprender, crecer y comunicar.

Si el éxito del equipo depende de que cada miembro haga su parte en el momento apropiado, entonces es necesario ponerlo en práctica.

Es imperante que los profesionales inviertan tiempo en el uso de las herramientas con una actitud analítica enfocada en el proceso BIM.

Alcanzar la ‘Promesa BIM’ sólo es posible cuando existe un compromiso con la comunicación, manejo activo, y coordinación.

En esta entrega hablaremos sobre el problema de esta resistencia al cambio y, en una segunda entrega expandiremos sobre la manera de lograr la transición.


    • 1.-Contratar Más Personal no Funciona con BIM

      En CAD existen muchos procesos que ahora podemos identificar como ineficientes, uno de estos procesos es la mentalidad de ‘contratar más personal para completar el trabajo‘; la cual, por cierto, es una falla de gerencia, no de producción.

      Utilizar esta mentalidad en BIM, y añadir staff a un equipo ‘en frío’, sin que los nuevos miembros entiendan el proceso BIM, el proyecto y/o las políticas de la empresa, con certeza generará conflictos serios en las etapas futuras del proyecto.

      En la mayoría de los casos estos conflictos irán acompañados de grandes cantidades de tiempo adicional invertidos en la corrección de errores previsibles.

      BIM también tiene sus problemas, por ejemplo, modelar puede ser una tarea muy hipnotizante; los equipos pueden caer en el error de enfocarse en modelar y perder el foco de la meta real: cuantificación, eficiencia, costos.

      Establecer procesos rigurosos evitará estos problemas.

      El propósito de BIM y su aplicación más amplia en IPD (Integrated Project Delivery), al final, puede ser considerado como un proceso que permite más eficiencia y mejor ejecución en los proyectos, con menos solicitud de aclaraciones de los planos, etc.

      La industria AEC requiere de esto.


    • 2.-Una Clara Comprensión y Transformación a BIM

      Entonces, ¿cómo una firma logra transformar exitosamente sus procesos a BIM?

      Lo primero es aclarar cuáles son las cosas que funcionan y las que no funcionan.

      La disposición a adoptar la tecnología a nivel gerencial es crucial para cambiar y aceptar nuevas maneras de producir, coordinar y presentar los proyectos.

      En segundo lugar, es imprescindible crear sistemas y guías que ayudarán al equipo a manejar los objetivos del proyectos y las metas generales de la empresa.

      Los cambios pueden llegar de múltiples maneras; como, por ejemplo, permitir que los procesos actuales evolucionen, tales como la producción de tablas de cuantificación, estilos gráficos, y todas las demás áreas que estén afectadas.

      El dilema de ‘Perseguir a CAD’, por ejemplo, es un error común.
      Invertir esfuerzos para replicar los resultados de CAD en BIM es una verdadera pérdida de tiempo.

      Es importante definir en qué enfocar los esfuerzos, y hacerlo en el momento adecuado es igualmente importante.

      Permitir la evolución de los símbolos, etc. en BIM es más apropiado; especialmente cuando las etiquetas, y otras anotaciones pueden asociarse a elementos específicos dándole al proyecto data de mejor calidad con menor necesidad de aclaraciones en comparación con CAD.

      BIM puede contar una mejor historia que CAD ya que en CAD estamos dibujando, y en BIM estamos construyendo.

      El pasado puede ayudarnos a transformar parte de nuestros procesos futuros, pero es importante tener cuidado y ser un poco escépticos en cuanto a ideas como “¿por qué? porque siempre lo hemos hecho así”.

      Ese tipo de razonamientos son errores a evitar en todos los casos.


    • 3.-La Excusa “No es Posible Hacer eso en BIM” y “Siempre lo Hemos Hecho Así”

      Cuando alguien alguna vez te dice que no puedes hacer algo en alguna aplicación de BIM y está relacionado al trabajo de diseño necesario, entonces existen dos explicaciones: no saben cómo hacerlo, o están mintiendo.

      Si, todo lo que se puede hacer en CAD puede ser hecho en BIM y usualmente mejor.

      Las empresas podrían necesitar aprender nuevas maneras con BIM, pero eso es lo que permitirá el crecimiento de nuestra industria y producirá nuevos proyectos.

      La mayoría de las limitaciones están dictadas por la inexperiencia de los usuarios en BIM, no por las soluciones de software.


    • 4.-Superando la Adicción a CAD

      La adicción a CAD es tal vez el obstáculo más grande para los candidatos a la adopción BIM.

      Esta adicción necesita ser reconocida y mitigada de manera activa para poder lograr una transición a BIM exitosa.

      Es posible que CAD permanezca en muchas industrias por mucho tiempo, pero en la industria AEC será reemplazado por BIM, y en muchos países esto ya ha sucedido.

      Para algunas personas CAD es su zona de confort y se aferran a los procesos existentes, causando muchos problemas para la transición.

      Es posible que incluso se generen facciones entre el personal en donde se forma un consenso para sus posiciones Pro-CAD/Anti-BIM, lo cual es sólo un sabotaje a las metas de la empresa.

      Algunos incluso crean escenarios para asegurar el fracaso de BIM; de esta manera puede volver a utilizar CAD.

      Estas personas podrían incluso solicitar entrenamiento y orientación, tomar el entrenamiento y la orientación, y luego no utilizarlo; para luego decir: “¿Ves? BIM no funciona”, a pesar de que BIM habría funcionado perfectamente bien si se hubieran seguido los procedimientos.

      Puede ser fácil ocultar este tipo de sabotaje si existe un ambiente de resistencia al cambio.


  • 5.-El Espejismo: ‘Yo uso Revit, Ya Trabajo en BIM’

    Existe una manera aún más destructiva de sabotear el proceso de transformación, y esta es el utilizar las herramientas BIM para sólo lograr CAD.

    Este, lamentablemente, es el caso de la gran mayoría en Latinoamérica.
    Muchas personas piensan que saber utilizar Autodesk® Revit® automáticamente les hace conocedores y doctos en BIM.

    Los profesionales creen que ver unos cuantos tutoriales en Youtube™ y lograr modelar algo medianamente complejo es evidencia de manejo en el proceso BIM.

    Muchas empresas creen que el hecho de utilizar Revit como herramienta principal y poder mostrar modelos tridimensionales es prueba de una efectiva implementación y; lo que es peor, muchas de estas empresas y profesionales llegan tan lejos como a ofrecer y vender sus servicios como especializados en BIM.

    El peligro aquí está en que estamos forzando a BIM a ser CAD y el resultado es simplemente desastroso por dos razones:


    • A.-Esta distorsión le hace creer al equipo que ha implementado las nuevas herramientas, que están integrados y actualizados con la tecnología BIM.

      Esto los hace permanecer en la zona de confort CAD y no avanzar ni crecer.

      Se convencen a sí mismos de que ya han hecho lo que había que hacer y nunca se logra definir procedimientos ni estándares.

      Aquellos quienes caen en este error se dejan engañar por el modelo que, en realidad, es un espejismo.

      B.-La segunda razón por la que usar BIM como CAD es desastroso es que esto lleva a las empresas a pensar que la información que están produciendo es confiable.Pero no es así.

      Este escenario genera proyectos ‘huecos’, sin data, sólo con un poco de maquillaje.

      Y BIM sin data no es BIM… es CAD.

      El resultado de esto será siempre lo opuesto a lo esperado; esto es: muchas preguntas sin respuesta, muchos problemas de coordinación, muchos imprevistos en obra, y mucho rediseño y desperdicio.Lo que se esperaba sería un proceso eficiente, se ve saboteado y convertido en la piedra de tropiezo de todo el proyecto generando pérdidas monetarias y reputaciones profesionales manchadas.

Desafortunadamente, he visto esto muchas veces.

En todas las ocasiones he tenido que ser el ‘ave de mal agüero’ que advierte que todos los escalones saltados serán pagados con creces en la etapa de construcción.

En BIM hay que comenzar bien, y para comenzar bien, hay que organizar, planificar, y validar. Esto no es negociable.

Aunque la implementación puede producirse de manera gradual, la mentalidad dañina anti-BIM debe ser enfrentada de manera radical.

Es decir, los responsables del esfuerzo BIM deben ser tajantes en establecer las reglas: ‘haremos la transición de manera paulatina, pero desde el principio todos invariablemente debemos entender y aceptar que BIM es el objetivo final obligatorio‘.

La integración de la directiva de la empresa es crucial para asegurar este compromiso y disciplina.

Es este compromiso de la directiva lo que marca la diferencia.

Es esta disciplina lo que hace que empresas se conviertan en campeones BIM y sirvan de ejemplo para la industria.

BIM no es dibujar. No es modelar. BIM es construir.

Más información en http://blog.triart.com.do/2018/06/20/derrotando-mentalidad-anti-bim/

FacebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail